¿Para Que Sirven Las Persecusiones Y Las Incomprensiones?

V7 N4 2019

Si bien, por nuestra naturaleza de fe nos ha inculcado que la persecución y la incomprensión por parte de nuestros semejantes seria normal, pocas veces nos preguntamos acerca de su utilidad y sobre su objetivo en cuanto a la salud espiritual de una persona.

Cuando confrontamos esta pregunta con a realidad de muchos hermanos en la fe, la gran mayoría tienen un concepto muy épico acerca de esta realidad, inclusive muchos no han pasado por ello, pero solo tienen la referencia sobre este punto.

El propósito de este articulo esta dirigido a todos aquellos que padecen la persecución y la incomprensión donde quiero simplemente animar y acompañar este aspecto que muchos nos cuesta entender y mas en medio de una sociedad que esta acostumbrada a ser comprendida y aceptada en otros valores que quizá están en contraposición con los valores del evangelio y la fe del mismo.

Y también tiene la finalidad de concienciar a las personas que aun no han experimentado esto, para que no se asusten ni mucho menos se sorprendan sino mas bien, estén preparados para que realmente cultiven la relación con Dios de manera más profunda.

Dentro de los valores de nuestro mundo nos inculcan siempre la aceptación y de alguna manera esta aceptación a veces nos da cierta seguridad en hacer las cosas, pero precisamente, nuestro maestro Jesús nos preparó frente a esto, para que jamás nos dejáramos decaer en caso de ser rechazados y perseguidos. Por eso, los valores del evangelio contraponen ciertas cosas que la sociedad nos ofrece. Justamente nuestra fe y nuestras convicciones son como el oro y la plata que se prueban en el crisol y en este caso el crisol es precisamente la persecución y la incomprensión. Si bien, esto es algo bastante doloroso y triste a la manera de ver, en su fondo esto trae otro efecto.

Un efecto de; fortaleza y de fidelidad… comenzamos hablar y a sentir diferentes, porque ya no se trata de una idea de Dios sino de una experiencia de Dios de la cual se testifica y no tanto de justificar, porque a veces caemos que justificamos a Dios en la sociedad como si fuera una idea y esto no es así, debemos tener claro que una de las características de la fe es precisamente el ser esta profética, y a través de la historia de nuestras sociedades, el profetismo muchas veces cae mal e incomoda porque desde el carácter profético estamos llamados a anunciar, pero que anunciamos?, anunciamos la esperanza y la justicia. Pero también estamos llamados a denunciar y precisamente denunciamos, la oscuridad del corazón humano que esclaviza y pisotea la dignidad de la creación y la humanidad misma y es aquí donde comienza a nacer la semilla de persecución y la incomprensión, porque muchas veces no será agradable lo que Dios quiere manifestar a la humanidad con respecto a su administración de la libertad y de todo su proceder.

La persecución nace como respuesta a la negativa de abrir la conciencia en corregir los errores y la incomprensión es el gesto de quien no quiso darse cuenta de las responsabilidades que tenemos, por eso cuando hablamos para que sirven las persecuciones y las incomprensiones es sencillo detallar que nos ayudan a depurar muchos sucesos de nuestra existencia, desde momentos hasta personas y lugares.

¿Aunque parezca paradójico la persecución nos hace libres, pero libres en qué? Libres de los apegos, libres de los afectos desordenados, pero ante todo se forja la fidelidad y la perseverancia con respecto a las convicciones, de alguna manera nos lleva a tener cierto triunfo sobre nosotros mismos porque esto nos lleva a determinar en donde tenemos nuestro corazón y a quien le hemos entregado nuestra vida.

Este tipo de situaciones no solo sucede para sacerdotes sino también para quienes han buscado una profundidad espiritual en su existencia y que esta vida ya no la pueden ver igual, por eso Jesús mismo nos habla de este tipo de cosas para que realmente seamos libres y aprendamos que hay valores y cosas efímeras y que jamás nos darán una plenitud y que todo pasa, es transitorio, en cambio la fe es algo que nos lleva siempre hacer frente y estar en pie, las persecuciones hacen de los cobardes valientes, y la incomprensión hace de los sensibles fuertes y prudentes.

Todo esto nos lleva a tener una conciencia clara que solo somos sembradores y abre caminos no buscamos reconocimiento, solo buscamos hacer la cosas coherentemente, por eso la persecución y la incomprensión son el abono de la tierra que nutre las semillas de la conciencia en Dios.

Leave a Reply